Las mejores calas de La Manga y su entorno.

Cada año miles de turistas escogen la Región de Murcia como destino vacacional puesto que, además de la riqueza de sus playas, esta zona destaca por tener un excelente clima, su rica gastronomía y por el gran ambiente diurno y nocturno que merece la pena conocer.

En la Costa Cálida se pueden encontrar multitud de playas y calas donde disfrutar de un fondo marino espectacular entre naturaleza y aguas turquesa. En esta ocasión nos centramos en particular en la zona de La Manga, Cabo de Palos y alrededores, así que toma nota de los mejores paisajes para relajarse frente al mar:

Cala del Pino

La Cala del Pino se sitúa entre el kilómetro 3 y 4 de La Manga, se trata de la última playa del Mar Menor que pertenece al término municipal de Cartagena. Posee un entorno natural de unos 150 metros de longitud por 12 metros de ancho. Se trata de un lugar perfecto para realizar actividades acuáticas como el snorkel.

Cuenta con un área de picnic rodeada de pinos y naturaleza, lo que permite disfrutar de un día agradable en compañía de familia o amigos con todas las comodidades al alcance de la mano.

Además, la Cala del Pino cuenta con unas vistas perfectas para admirar la puesta de sol entre las aguas y los árboles, ya sea en la arena o en algún chiringuito próximo a la zona.

Cala de las Mulas

Entre acantilados se extienden las doradas y finas arenas que envuelven la Cala de las Mulas, un pequeño paraíso desconocido para muchos que se encuentra en el Parque Regional de Calblanque, en Cartagena.

Esta pequeña cala se conserva en un estado excepcional gracias a su escondida localización, ya que para acceder a ella es preciso caminar unos 20 minutos por un sendero rodeados de vegetación de la zona que conduce hasta la playa.

Cuenta con unas dimensiones de 180 metros de longitud por 25 metros de ancho. Destaca por su tranquilidad, la temperatura del agua y su entorno paradisiaco entre rocas erosionadas y aguas transparentes, siendo además un lugar de paso para los amantes del senderismo.

Cala del Barco

La Cala del Barco es la única de Calblanque que cuenta con un restaurante junto al mar, perfecto para disfrutar de la jornada de sol y playa. Su ubicación próxima a la Urbanización Manga Club Golf la han convertido en un destino muy transitado por los turistas.

Se trata de un pequeño espacio con unas dimensiones de 40 metros de largo por 20 metros de ancho, que mezcla la arena dorada propia de Calblanque con un fondo salvaje y unos laterales de acantilados. Esta cala es perfecta para los amantes del snorkel, por sus aguas cristalinas y los islotes que junto al litoral rocoso albergan vida marina digna de contemplar.

El acceso a la Cala del Barco se realiza a través de la carretera que atraviesa el Campo de Golf de Los Belones, donde encontrarás un parking gratuito para estacionar tu vehículo. Este entorno natural goza de todas las comodidades, además de su fácil acceso en coche, cuenta con servicio de alquiler de hamacas y sombrillas para mayor confort de sus visitantes. Sin olvidar el restaurante que integra para disfrutar de una comida típica de la zona con vistas al Mediterráneo.

Sin embargo, si buscas una playa tranquila sin masificaciones recomendamos visitarla en épocas de poca afluencia, como por ejemplo en primavera o en el mes de septiembre. A pesar de sus reducidas dimensiones suele estar muy transitada por vecinos y turistas, pero sin duda es un rinconcito que no te puedes perder.

Cala Dorada

Como su propio nombre indica, esta cala se caracteriza por su arena dorada, además de por ofrecer un baño espectacular. Todas y cada una de las playas vírgenes de Calblanque son dignas de visitar, sin embargo si lo que buscas es una cala íntima alejada de aglomeraciones este es el lugar idóneo.

Se puede acceder a este rincón paradisíaco desde Cala Reona en una ruta señalizada de unos 30 minutos de duración, que no te dejará indiferente por el contraste de sus paisajes entre mar y acantilados.

Sobre la cala se sitúa el mirador de Punta Negra que brinda una de las mejores panorámicas de la zona. Se trata de una cala poco concurrida de ambiente naturista en la que poder conectar con la naturaleza en su máxima expresión.

Cala Flores

Cala Flores es una de las más populares del pueblo costero de Cabo de Palos. Se trata de una zona idílica compuesta por arena y grava con sus particulares tonos oscuros en contraste con el agua cristalina.

Otra gran opción si quieres disfrutar de una jornada de buceo para adentrarte en las increíbles praderas de posidonia oceánica y colonias de corales que albergan multitud de especies protegidas.

Cuenta con una longitud de 130 metros por 4 metros de ancho y suele ser muy concurrida en la temporada estival por su fácil acceso y localización próxima a la zona residencial.

Cala Fría

Cala Fría también está ubicada en el pueblo de pescadores, es una cala salvaje rodeada por rocas que forman un paisaje único junto al mítico faro de Cabo de Palos. Con una longitud de 80 metros por 10 metros de ancho aproximadamente, tiene una ocupación media en temporada alta.

Es un gran reclamo para los amantes del submarinismo, puesto que sus aguas claras limitan en su zona más amplia con la reserva marina de Islas Hormigas, con un sin fin de rocas y recovecos, que ofrecen una inmersión submarina llena de contrastes con una impresionante fauna marina.

Sin duda, el entorno de La Manga y Cabo de Palos ofrece diversas opciones para deleitarse de un paseo con vistas al mar o de un buen baño pudiendo elegir entre dos mares distintos. Este listado combina las calas más recónditas para aquellos que buscan huir de la muchedumbre, y también las más populares con mayor afluencia. Ahora que ya conoces un poco más de este enclave natural esperamos que te animes a visitar su costa. ¿Cuál es tu favorita?

Sigue descubriendo

Deja una respuesta

Para asegurar tu privacidad, no haremos pública tu dirección de correo electrónico.

¡Muchas gracias por tu aportación a Qué Hacer en La Manga!